Mundodisco, una saga llena de fantasía y algo de locura, jeje. Si te interesa este tema, continúa leyendo…

Hoy me gustaría hablaros un poquito, de la saga de libros de Terry Pratchett, una de las colecciones de libros, preferidas por mi pareja.

Todas las historias transcurren en Mundodisco, un mundo plano y finito sostenido por 4 elefantes que a su vez, están encima del caparazón de Gran A’Tuin, una tortuga gigantesca. Es un mundo único y diferente, lleno de magia, personajes sorprendentes y situaciones rocambolescas, jeje. El autor, Terry Pratchett, usa este mundo de fantasía y de originalidad para reírse de la vida misma y hacerte disfrutar de su lectura.

Si no conoces Mundodisco, uno de las primeros datos importantes que descubrirás es que se trata de una serie de más de 40 libros. Mi pareja se ha leído por ahora solamente 20 y le gusta tanto que se siente afortunado de que aún le queden libros por leer de esta saga. Aunque él entiende que haya gente que tenga reparos en empezar una serie tan larga.

Dentro de la saga, aunque los personajes sean compartidos, varios libros se centran en diferentes grupos de personas. Así pues, hay libros sobre los magos, la muerte, las brujas, la guardia de Ank Morpork, y otros libros independientes.

Unos de los mejores libros de la saga para él, es el de Mort. Es el 4º libro y va sobre la Muerte. Él lo suele recomendar mucho porque dice que es uno de los más divertidos, aunque trate de un personaje tan peculiar como la Muerte.

Otro de los que recomienda, es el octavo libro Guardias,Guardias, que va sobre la guardia de Ank Morpork, lo suele recomendar incluso para empezar la saga.

Otro de los libros, que considera muy interesantes es el de las brujas. El arco argumental se compone de 6 libros.

Así pues, olvídate de los 40 libros, y coge uno cualquiera y empieza a leer, da lo mismo el orden por el cual los leas. Al final, te acabarás enganchado a la saga e irás a por más. Os lo digo por experiencia. ^_^

Si os interesa conocer otro gran escritor os dejo el siguiente post: ¿Quién fue J.D. Salinger?