¿Te interesa saber más acerca de las propiedades de las infusiones? Si tu respuesta es afirmativa, continúa leyendo…

¡Hola! Hoy no sé porqué, pero me he levantado con ganas de hablaros de las infusiones…si, de las infusiones, jeje. Ya sé que no es un tema muy común, a no ser que sea un blog especializado, pero no sé, me apetecía contaros algo de lo poquito que se. ^_^

En verdad, yo me “enganche” a las infusiones no hace mucho, antes no me gustaban para nada!! pero supongo, que hay momentos en tu vida que haces ¡zas! y cambia tu manera de pensar…Como por ejemplo, hay gente que antes no le gustaba la verdura y ahora le gusta, o no le gustaba tal serie de televisión y ahora sí, etc.

Así pues, una vez que empecé a tomar infusiones, me picó la curiosidad por saber las propiedades de éstas y comencé a buscar información en varios libros y web’s. Además, de que una amiga que trabajó en un herbolario también me dio mucha información. Gracias Marta!

Os resumiré muy brevemente algunas de las propiedades de las infusiones que yo suelo tomar normalmente, que son las típicas, jeje. Comentaros también que yo las suelo tomar principalmente porque me gusta el sabor en sí, no por las propiedades, que pueden ser o no ser ciertas dependiendo de la persona según sus creencias.

  • Rooibos: puedes encontrar gran variedad. Es un buen antioxidante y ayuda a relajarnos.

  • Cola de caballo: es la infusión por excelencia para la retención de líquidos.

  • Manzanilla: es antibacteriana, antiinflamatoria y digestiva.

  • Romero: ayuda a mejorar la dispepsia abdominal.

  • Poleo menta: es muy digestiva y ayuda a reducir las molestias estomacales.

  • Ortiga: es depurativa, diurética y ayudan a parar hemorragias.

  • Valeriana: efecto relajante y antiinflamatorio.

  • Té rojo: es un buen desintoxicante y ayuda a la digestión.

  • Té chai: últimamente tan de moda, jeje. Es una mezcla de especias(canela, clavo, semillas de cardamomo, anís estrellado, pimienta y jengibre) y té negro. Estimula el organismo, es digestivo, antiinflamatorio y ayuda a combatir la halitosis.

  • Té negro: es un buen antioxidante pero no hay que abusar de él porque puede limitar la absorción del hierro.

  • Té blanco: es el que menos teína tiene. Favorece la reducción del colesterol y la tensión arterial. Además, tiene propiedades antioxidantes.

  • Té verde: es un antioxidante y ayuda a reforzar el sistema inmunológico por todas las vitaminas A, B y C que tiene. No hay que abusar de él porque puede dificultar la absorción del ácido fólico.

Como curiosidad, comentaros que es mejor tomar la infusión, media hora antes o después de ingerir cualquier tipo de alimento.

Espero que os haya gustado. ¿Os gustan las infusiones? ¿Creéis en sus propiedades? ¿Cuál es vuestra infusión favorita?

Por si os interesa, os dejo el siguiente post sobre las propiedades de las piedras: Pulseras con un plus