Si quieres conocer la increíble vida de esta mujer, Margaret Keane, que tuvo que luchar para demostrar que era una auténtica artista, continúa leyendo…

¡Hola! Este fin de semana, he visto la película “Big Eyes” de Tim Burton y me ha gustado mucho, más de lo que esperaba. Está basada en hechos reales, concretamente en la vida de Margaret Keane, una artista que no pudo disfrutar de su éxito hasta años más tarde.

Y como siempre algo que me gusta, intento averiguar más acerca de tema y luego compartirlo. ^_^

Así pues, hoy os contaré de forma resumida la vida de Margaret Keane. Una artista que pinta retratos de niños, mujeres o animales con unos enormes ojos.

Margaret Doris Hawkins, nació en 1927 en Tennessee (EEUU). Ya desde muy pequeña, tenía una clara vocación por el dibujo y en su iglesia local era conocida por sus dibujos de ángeles de ojos grandes.

En 1950 se casó con su primer marido y tuvo una hija, a la que llamó Jane. Tras poco tiempo de matrimonio, se divorció de su primer marido y se volvió a casar con Walter Keane, al que conoció en un festival de arte. De él adoptó su apellido, Keane.

Su marido, Walter, tenía un negocio inmobiliario y lo cerró para dedicarse a vender los dibujos de su mujer en grandes almacenes, revistas, etc. Como los dibujos estaban firmados con el apellido Keane, la gente creyó que los había pintado él. Y Walter continuó con la mentira.

Con el tiempo, los cuadros empezaron a cosechar un gran éxito en la sociedad estadounidense de los años 60. Y con ello, ganaron una gran fortuna de dinero, con el que compraron una gran casa con piscina. Además, eran una pareja ya muy conocida dentro de la sociedad.

Margaret Keane, no se enteró hasta tiempo después, que su marido se hacía pasar por el autor de sus cuadros. Una noche en un club nocturno de San Francisco, donde él exhibía y vendía las pinturas, ella se enteró. Se puso muy furiosa con él pero Walter se justificó diciendo que necesitaban el dinero y que ya era demasiado tarde para deshacer el entuerto. A Margaret le entró miedo de lo que les podría pasar a su hija y a ella, y decidió continuar con la gran mentira.

Mientras Walter se llevaba las ovaciones y se gastaba el dinero en alcohol y mujeres, Margaret se pasaba el día en casa encerrada pintando, bajo el acoso de su marido, que la llamaba cada hora para ver si estaba en casa. Pero en 1965, ella ya no pudo aguantar más y se divorciaron.

Margaret se mudó a Hawaii junto a su hija Jane y con el tiempo se casó con un comentarista deportivo y además, se hizo testigo de Jehová. Pero igualmente, ella continuaba pintando para su exmarido en secreto.

Cinco años más tarde, cuando sus pinturas dejaron de tener tanto éxito, Margaret decidió que no iba a mentir más y contó la verdad en una entrevista radiofónica. Su ex marido, Walter, se enfadó muchísimo y contraatacó diciendo que su mujer era una mentirosa y otras muchas difamaciones, además de demandarla. Entonces ella le retó a que pintaran un cuadro en público pero él se negó y se fue a vivir a Europa durante 12 años, mientras pasaba todo. La demanda finalmente fue desestimada.

A mediados de la década de los 80, en una entrevista que le hicieron a Walter, a su regreso de Europa, él explicó que su exesposa había dicho tal mentira porque pensaba que él estaba muerto. Entonces, Margaret, muy enfadada demandó a Walter por difamación. En el juicio, esta vez el juez, pidió que ambos pintaran un cuadro en público. Ella lo pintó en menos de una hora y él se negó diciendo que le dolía el hombro. Así pues, el juez sentenció a favor de Margaret. Fue reconocida como la autora de los cuadros y además, el derecho de percibir una indemnización millonaria por parte de Walter, pero nunca la llegó a percibir porque Walter había despilfarado toda la fortuna.

En la actualidad Margaret vive en California y continúa con su gran pasión, la pintura.

Si queréis saber más acerca de Margaret Keane y de su obra no dudéis en visitar estas 2 web’s:

También por Amazon, he encontrado algunos libros:

¿Qué os parece la vida de Margaret Keane?

Por si os interesa, la vida de otra gran mujer, os dejo el siguiente post: ¿Quién es Pilarín Bayés?